• Equipo Voces

Los niños están en riesgo de contagio

Actualizado: jun 15




Los niños, especialmente los menores de 5 años, corren mayor riesgo de presentar complicaciones graves por la influenza. La vacuna contra la influenza ofrece la mejor defensa para protegerse contra la influenza y evitar contagiársela a otras personas. La vacunación contra la influenza puede disminuir la cantidad de casos de influenza, las consultas al médico, el ausentismo en la escuela y el lugar de trabajo y también puede prevenir las hospitalizaciones y muertes pediátricas asociadas a la enfermedad. La información en esta página es un resumen de las recomendaciones sobre la vacuna contra la influenza para los niños.


En los niños, la influenza es más peligrosa que el resfriado común. Cada año millones de niños contraen la influenza estacional; algunos de estos casos derivan en hospitalización y otros niños incluso mueren por influenza.

  • Habitualmente, los niños necesitan atención médica a causa de la influenza, especialmente antes de que cumplan 5 años.

Los niños menores de 5 años y, especialmente los menores de 2, corren un riesgo alto de sufrir complicaciones graves por la influenza.

  • Los niños de cualquier edad con problemas de salud crónicos tales como asma, diabetes y trastornos del cerebro o sistema nervioso también corren un alto riesgo de tener complicaciones graves por la influenza.

  • Las temporadas de influenza varían en cuanto a la gravedad:

  • Los CDC calculan que desde el 2010, las hospitalizaciones por la influenza de niños menores de 5 años oscilaron entre los 7 000 y 26 000 casos en los Estados Unidos.

Aunque son casos esporádicos, algunos niños mueren por influenza cada año. Desde la temporada 2004-2005, las muertes de niños asociadas a la influenza, informadas a los CDC durante temporadas regulares de influenza, han variado de 37 a 171 casos. Hay información sobre las muertes de niños registradas desde la temporada de influenza 2004-2005 en la aplicación web interactiva sobre muertes de niños.


La mejor manera de proteger a sus niños de la influenza es vacunarlos cada año.

La vacuna contra la influenza estacional lo protege contra los virus de influenza que, según las investigaciones, serán los más comunes la próxima temporada. Las vacunas contra la influenza tradicionales (llamadas vacunas "trivalentes") están fabricadas para brindar protección contra los tres virus de la influenza: un virus de la influenza A (H1N1), un virus de la influenza A (H3N2) y un virus de la influenza B. Además, hay vacunas hechas para brindar protección contra los cuatro virus de la influenza (llamadas vacunas "tetravalentes"). Estas vacunas brindan protección contra los mismos tres virus que la vacuna trivalente más un virus de la influenza B.


Los CDC recomiendan que todas las personas de 6 meses de edad o más se vacunen contra la influenza estacional. Tenga en cuenta que la vacunación es fundamental para determinadas personas que corren alto riesgo o han estado en contacto cercano con personas con alto riesgo. Esto incluye niños con un alto riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza y los adultos que están en contacto cercano con ellos.


Hay instrucciones especiales para la vacunación de niños de 6 meses a 8 años

Algunos niños de 6 meses a 8 años de edad requieren dos dosis de la vacuna contra la influenza. Los niños de 6 meses de vida hasta los 8 años que se vacunan por primera vez, y aquellos que solo han recibido anteriormente una dosis de la vacuna, deben recibir la segunda dosis esta temporada. Todos los niños que hayan recibido anteriormente dos dosis de la vacuna (en cualquier momento) solo necesitan una dosis de la vacuna esta temporada.

La primera dosis debe administrarse tan pronto como la vacuna esté disponible.

Se les debe dar la segunda al menos 28 días después de la primera. La primera dosis "prepara" al sistema inmunitario; la segunda, ofrece protección inmunitaria. Los niños que sólo reciben una dosis de la vacuna cuando necesitan dos pueden tener protección reducida o ninguna protección con sólo una dosis de la vacuna contra la influenza.


Si su hijo necesita dos dosis, comience el proceso temprano. Esto garantizará que su hijo esté protegido antes de que la influenza comience a circular en su comunidad.

Asegúrese de que su hijo reciba una segunda dosis si necesita una. La protección suele activarse aproximadamente dos semanas después de la segunda dosis.

Las recomendaciones sobre el control y la prevención de la influenza se publican todos los años, a finales del verano o principios del otoño.

61 vistas