¿Qué es la Hepatitis C?

La hepatitis C es un virus, o una infección, que provoca enfermedad e inflamación hepáticas (del hígado). Los virus pueden provocar enfermedades. Por ejemplo, la gripe es provocada por un virus. Es posible que las personas se contagien los virus de una a otra.

La inflamación es una hinchazón que se produce cuando los tejidos del cuerpo se lesionan o se infectan. Es posible que la inflamación provoque que los órganos no funcionen de manera correcta.

58527631_l (1).jpg
Riesgos de Transmisión
92761507_l.png
Pruebas de Detencción
38615063_s.png
Manejo de la Condición
Icono-Hepatitis.violeta.png
Datos Globales
21298024_s.png
 
 
 

HEPATITIS C

¿Qué es la Hepatitis C?


La hepatitis C es una enfermedad del hígado causada por el virus de La Hepatitis C. Cuando alguien se infecta por primera vez con el virus de la hepatitis C, puede tener una enfermedad muy leve, con pocos síntomas o ninguno, o una afección grave que requiere hospitalización. Por motivos que no se conocen, menos de la mitad de las personas que contraen hepatitis C son capaces de eliminar, o deshacerse, el virus sin tratamiento en los primeros 6 meses después de la infección. La mayoría de las personas que se infectan contraen una infección crónica o de por vida. Si no se trata, la hepatitis C crónica puede provocar problemas de salud graves, como enfermedad hepática, insuficiencia hepática, cáncer de hígado e incluso la muerte.




¿Cómo se transmite la Hepatitis C?


El virus de la hepatitis C por lo general se transmite cuando una persona entra en contacto con sangre de una persona infectada. Esto puede ocurrir por: *Compartir equipo para inyectar drogas. En la actualidad, la mayoría de las personas se infectan con hepatitis C al compartir agujas, jeringas o cualquier otro equipo utilizado para preparar e inyectar drogas. *Parto. Aproximadamente el 6 % de los infantes que nacen de madres infectadas contraerán hepatitis C. *Exposiciones durante la atención médica. Aunque es poco frecuente, las personas pueden infectarse cuando los profesionales de atención médica no siguen los pasos adecuados necesarios para evitar la propagación de infecciones transmitidas por la sangre. *Relaciones sexuales con una persona infectada. Aunque es poco frecuente, la hepatitis C puede transmitirse durante las relaciones sexuales, aunque se ha informado con más frecuencia entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. *Tatuajes o piercings corporales no reglamentados. La hepatitis C puede transmitirse al hacerse tatuajes o piercings corporales en instalaciones sin licencia, en entornos informales o con instrumentos no estériles. *Compartir elementos personales. Las personas pueden infectarse al compartir monitores de glucosa, máquinas de afeitar, cortaúñas, cepillos de dientes y otros elementos que pueden haber estado en contacto con sangre infectada, incluso en cantidades muy pequeñas como para verse. *Transfusiones de sangre y trasplantes de órganos. Antes del análisis generalizado del suministro de sangre en 1992, la hepatitis C también se transmitió a través de las transfusiones de sangre y el trasplante de órganos.




¿Cuales son los Síntomas de la Hepatitis C?


Muchas personas con hepatitis C no presentan síntomas y no saben que están infectadas. Si se presentan síntomas, pueden incluir piel u ojos amarillos, no querer comer, malestar estomacal, vómitos, dolor de estómago, fiebre, orina oscura, heces de color claro, dolor en las articulaciones y sensación de cansancio. Si se presentan síntomas con una infección nueva, suelen aparecer en el plazo de 2 a 12 semanas, pero pueden tardar hasta 6 meses en presentarse. Las personas con hepatitis C crónica pueden vivir años sin tener síntomas o sentirse enfermas. Cuando se presentan síntomas con la hepatitis C crónica, a menudo son un signo de enfermedad hepática avanzada.




¿La Hepatitis C puede prevenirse.?


Si bien no existe ninguna vacuna para prevenir la hepatitis C, existen maneras de reducir el riesgo de infectarse. • Evite compartir o reusar agujas, jeringas o cualquier otro equipo utilizado para preparar e inyectar drogas, esteroides, hormonas u otras sustancias. • No use elementos personales que puedan haber estado en contacto con la sangre de una persona infectada, incluso en cantidades muy pequeñas como para verse, como monitores de glucosa, máquinas de afeitar, cortaúñas o cepillos de dientes. • No se haga tatuajes o piercings corporales en instalaciones sin licencia o en un entorno informal.




¿Por qué hacerse un análisis es la única manera de saber si tiene Hepatitis C.?


Un análisis de sangre llamado prueba de detección de anticuerpos de la hepatitis C puede informarle si se ha infectado con el virus de la hepatitis C, ya sea recientemente o en el pasado. Si da positivo en la prueba de detección de anticuerpos, es necesario realizar otro análisis de sangre para saber si aún está infectado o si estuvo infectado en el pasado y eliminó el virus por sí solo. Los CDC recomiendan que se haga análisis de detección de la hepatitis C si usted: • Tiene 18 años de edad o más. • Está embarazada (hágase el análisis durante cada embarazo). • Actualmente se inyecta drogas (hágase el análisis periódicamente). • Alguna vez se inyectó drogas, incluso si fue solo una vez o hace muchos años. • Tiene el virus de inmunodeficiencia humana (VIH). • Obtiene resultados anormales en las pruebas hepáticas o tiene enfermedad hepática. • Está recibiendo hemodiálisis. • Recibió sangre donada u órganos antes de julio de 1992. • Recibió concentrados de factor de coagulación antes de 1987. • Ha estado expuesto a la sangre de una persona que tiene hepatitis C. • Nació de una madre con hepatitis C.




¿Quién debe hacerse la prueba de la infección por  Hepatitis C?


Los CDC ahora recomiendan la detección universal de la hepatitis C para todos los adultos de EE. UU. Y todas las mujeres embarazadas durante cada embarazo, excepto en entornos donde la prevalencia de la infección por el VHC es <0.1% (consulte ¿Cómo deben los proveedores determinar la prevalencia de la hepatitis C?). Esto incluye *Todos los adultos mayores de 18 años
*Todas las mujeres embarazadas durante cada embarazo.
*Personas que alguna vez se inyectaron drogas y compartieron agujas, jeringas u otro equipo de preparación de drogas, incluidas las que se inyectaron una o varias veces hace muchos años.
*Personas con VIH
*Personas que alguna vez hayan recibido hemodiálisis de mantenimiento
*Personas con niveles persistentemente anormales de ALT
*Personas que recibieron concentrados de factor de coagulación producidos antes de 1987.
*Personas que recibieron una transfusión de sangre o componentes sanguíneos antes de julio de 1992
*Personas que recibieron un trasplante de órganos antes de julio de 1992. *Personas a las que se les notificó que recibieron sangre de un donante que luego dio positivo en la prueba de infección por el VHC
*Personal sanitario, médico de emergencia y de seguridad pública después de pinchazos con agujas, objetos punzantes o exposiciones de las mucosas a sangre VHC positiva
*Niños nacidos de madres con infección por VHC
*Cualquier persona que solicite la prueba de hepatitis C




¿Qué consejos y mensajes para pacientes diagnosticados con Hepatitis C?


*La eficacia y los beneficios de los antivirales de acción directa (AAD) *La importancia de evitar el alcohol, porque el consumo de alcohol puede acelerar la cirrosis y la enfermedad hepática terminal.
*La necesidad de seguir una dieta saludable y mantenerse físicamente activo, especialmente para pacientes con sobrepeso (es decir, aquellos con índice de masa corporal [IMC] ≥25 kg / m2) u obesos (IMC ≥30 kg / m2) *La importancia de consultar con un profesional de la salud antes de tomar nuevas píldoras recetadas, medicamentos de venta libre (como analgésicos sin aspirina) o suplementos, ya que pueden dañar el hígado.
*La necesidad de evitar o dejar de donar sangre, tejido o semen. *El riesgo bajo pero presente de transmisión a parejas sexuales y al compartir artículos personales que puedan tener sangre, como cepillos de dientes, aparatos dentales, maquinillas de afeitar, cortaúñas, medidores de glucosa y lancetas.
*Las formas en las que la Hepatitis C no se transmite (p. ej., estornudar, abrazar, tomarse de la mano, toser, compartir cubiertos, vasos, alimentos o agua); y
*La necesidad de cubrir cortes y llagas en la piel para evitar la propagación de sangre o secreciones infecciosas.




¿Qué tipos de proveedores de atención médica pueden tratar eficazmente a los pacientes con Hepatitis C?


Dado que el tratamiento de la Hepatitis C se ha simplificado, muchos tipos de proveedores pueden gestionar eficazmente a los pacientes infectados por el VHC, incluidos médicos de medicina interna y de medicina familiar, enfermeras practicantes, asistentes médicos y farmacéuticos (33). Los especialistas (p. Ej., Médicos en enfermedades infecciosas, gastroenterólogos, pediatras y hepatólogos) pueden ser más apropiados para el tratamiento de niños con hepatitis C y pacientes que tienen ciertas secuelas relacionadas con el VHC o enfermedad avanzada, incluidos aquellos que requieren un trasplante de hígado.




¿Qué recursos están disponibles para los proveedores que deseen administrar el tratamiento de los pacientes con Hepatitis C?


Los proveedores de atención primaria y otros tipos de proveedores que deseen gestionar el tratamiento de los pacientes con hepatitis C pueden aprender del modelo de icono externo del Proyecto ECHO sobre la administración del tratamiento de la hepatitis C. AASLD / IDSA también han publicado guías para el manejo de pacientes con hepatitis C.




¿Deben recibir tratamiento los pacientes con Hepatitis C aguda?


Con la excepción de las mujeres embarazadas y los niños menores de 3 años, las personas con hepatitis C aguda (es decir, aquellas con ARN del VHC medible) deben recibir tratamiento para su infección. No es necesario esperar a una posible resolución viral espontánea. Para obtener más información sobre el tratamiento de las personas diagnosticadas con infección aguda por VHC, consulte http: //www.hcvguidelines.orgexternal icon.




¿Cuál es el tratamiento para la Hepatitis C crónica?


Más del 90% de las personas infectadas con el virus de la hepatitis C (VHC) pueden curarse de su infección, independientemente del genotipo del VHC, con 8-12 semanas de terapia oral (34). Para proporcionar a los profesionales de la salud orientación oportuna a medida que se disponga de nuevas terapias y se integren en los regímenes de tratamiento de la hepatitis C, la Sociedad Estadounidense de Enfermedades Infecciosas (IDSA) y la Asociación Estadounidense para el Estudio de Enfermedades Hepáticas (AASLD), en colaboración con International Antiviral Society – USA (IAS – USA), desarrolló recomendaciones basadas en evidencia y desarrolladas por expertos para el manejo de la hepatitis C. Estas recomendaciones están disponibles en http: //www.hcvguidelines.orgexternal icon.




¿Las mujeres embarazadas deben hacerse la prueba de anticuerpos contra el VHC?


Sí. Todas las mujeres embarazadas deben someterse a pruebas de detección de anti-VHC durante cada embarazo, excepto en entornos donde la prevalencia de la infección por VHC (ARN-VHC positivo) es <0,1% (consulte ¿Cómo se determina la prevalencia del VHC?). Las mujeres embarazadas con factores de riesgo conocidos deben someterse a pruebas durante cada embarazo, independientemente del entorno de prevalencia. Cualquier mujer embarazada que dé positivo en anti-VHC debe recibir una prueba de PCR para el ARN del VHC para determinar el estado actual de la infección.




¿Cuál es el tratamiento para la Hepatitis C crónica?


Más del 90% de las personas infectadas con el virus de la hepatitis C (VHC) pueden curarse de su infección, independientemente del genotipo del VHC, con 8-12 semanas de terapia oral (34). Para proporcionar a los profesionales de la salud orientación oportuna a medida que se disponga de nuevas terapias y se integren en los regímenes de tratamiento de la hepatitis C, la Sociedad Estadounidense de Enfermedades Infecciosas (IDSA) y la Asociación Estadounidense para el Estudio de Enfermedades Hepáticas (AASLD), en colaboración con International Antiviral Society – USA (IAS – USA), desarrolló recomendaciones basadas en evidencia y desarrolladas por expertos para el manejo de la hepatitis C. Estas recomendaciones están disponibles en http: //www.hcvguidelines.orgexternal icon.




¿Puede una madre con Hepatitis C infectar a su bebé durante el parto?


El riesgo general de que una madre infectada transmita el VHC a su bebé es aproximadamente del 4% al 8% por embarazo (39). La transmisión se produce durante el embarazo o el parto y no se dispone de profilaxis para proteger al recién nacido de la infección. El riesgo es significativamente mayor si la madre tiene una carga viral alta del VHC o está coinfectada por el VIH, con el cual la tasa de transmisión varía entre el 8% y el 15% (39). La mayoría de los bebés infectados con el VHC al nacer no presentan síntomas.




¿Se debe desaconsejar la lactancia a una mujer con Hepatitis C?


No. No hay evidencia de que la lactancia materna propague la hepatitis C. Actualmente, tanto la Academia Estadounidense de Pediatría como el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos apoyan la lactancia materna en mujeres infectadas por el VHC (40,41). No se dispone de suficiente información sobre los riesgos de transmisión a través de la lactancia materna por madres infectadas con pezones agrietados o sangrantes. Sin embargo, debido a que el VHC es una infección de transmisión sanguínea, si una madre con hepatitis C tiene pezones agrietados o sangrantes, debe dejar de amamantar temporalmente hasta que sus pezones sanen (41).




¿Se debe desaconsejar la lactancia a una mujer con Hepatitis C?


No. No hay evidencia de que la lactancia materna propague la hepatitis C. Actualmente, tanto la Academia Estadounidense de Pediatría como el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos apoyan la lactancia materna en mujeres infectadas por el VHC (40,41). No se dispone de suficiente información sobre los riesgos de transmisión a través de la lactancia materna por madres infectadas con pezones agrietados o sangrantes. Sin embargo, debido a que el VHC es una infección de transmisión sanguínea, si una madre con hepatitis C tiene pezones agrietados o sangrantes, debe dejar de amamantar temporalmente hasta que sus pezones sanen (41).





 

IToda la información de esta sección de Hepatitis C es una apatación al español basada en la información oficial del CDC y OMG. Acceso a información original en el siguiente enlace https://www.cdc.gov/hepatitis/hcv/index.htm y  y https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/hepatitis-c