ADULTOS MAYORES

DESDE LOS 65 AÑOS O MÁS 

Las personas de mayor edad se consideran un grupo vulnerable debido al deterioro normal del envejecimiento del sistema inmunológico. Los CDC y el Departamento de Salud de Puerto Rico recomiendan que las personas de 65 años en adelante se protejan contra enfermedades como la influenza recibiendo una vacuna en cada estación, la pulmonía o enfermedad neumocócica recibiendo las dos vacunas antineumocócicas en un periodo de 12 meses y una dosis de Tdap contra el tétano, la difteria y la tos ferina. De haber experimentado la varicela, deberá recibir, dependiendo de la marca, de una a dos dosis de alguna de las vacunas contra la Culebrilla, esta vacuna está indicada a partir de los 50 años, así que si la recibe antes de los 65 años de edad no debe repetirla. Si ya recibió la vacuna de dosis única con el virus atenuado puede beneficiarse de recibir la nueva vacuna recombinante y mejorar su protección contra la Culebrilla y sus complicaciones. Consulte a su médico y pídale la receta para recibir esta vacuna en alguna farmacia certificada en inmunización.  Los adultos mayores también deben discutir con su médico necesitan la vacuna contra la Hepatitis B.